Carlos Villaseñor

Carlos Villaseñor: “Desarrollo es prioritario para Culturas Vivas”

El VI Congreso Iberoamericano de Cultura cerró su segundo día de actividades con la participación de Carlos Villaseñor Anaya, quien es consultor internacional en materia de políticas para el desarrollo centrado en lo cultural, patrimonio cultural inmaterial y marco legal de la cultura. A su cargo tuvo la última ponencia del día, la cual trató sobre las culturas vivas y el sentido de desarrollo de la comunidad iberoamericana.

Aunque su participación fue bastante puntual logró desarrollar lo que, para él, son unos de los puntos más importantes del Congreso.

El sentido del desarrollo debe ser prioridad en el tema de Culturas Vivas, es decir, éstas no deben pensarse tan solo como una parte del proceso de desarrollo, sino que deben visualizarse en sí como el desarrollo en su totalidad”, aseveró Villaseñor.

El primero de los aspectos importantes que presentó el expositor fue la Visualización de las Culturas Vivas comunitarias, según él, estas culturas nacen en el espacio de lo local en cada relación de intercambio social simbólico de cada individuo que en su conjunto conforman un todo.

Las personas realizan sus intercambios simbólicos, ahí es donde se jerarquizan, todo se debe hacer con base en acuerdos. Hay claros ejemplos como las manifestaciones artísticas como procesiones, carnavales y  fiestas, en las cuales nosotros nos juntamos y dialogamos y nos ponemos de acuerdo y esto define qué es lo que queremos alcanzar, cuáles códigos aceptamos y cuáles no, en cada decisión que tememos estamos haciendo cultura y las culturas vivas comunitarias son la legítima representación de los países iberoamericanos, nos une a todos una serie de características que nos genera cohesión”, comentó.

El segundo punto que presentó giró en torno a los peligros que deben enfrentar las Culturas Vivas Comunitarias. Uno de esos peligros es la llegada de nuevas tecnologías que según él, si bien permiten el acceso de muchos jóvenes a un mundo de posibilidades en información, tradujeron todo al “lenguaje binario”, lo que no permite el control de la información y provoca la pérdida de la interacción directa.

Otro de los peligros que vislumbra Villaseñor es la falta de acuerdos en los niveles gubernamentales, “en un mismo país las agendas políticas se dividen entre país provincia y gobierno local”, por lo que no existe una política integral.

Por último, argumentó que se concibe el sentido del desarrollo de las culturas vivas comunitarias desde un núcleo local, sin embargo, este territorio se puede ver ocupado por agentes perniciosos que de alguna manera podrían impedir el desarrollo.

Ese territorio se puede ver ocupado por el crimen o por el Gobierno o por la globalización, entonces se debe romper con esas ocupaciones ya que las culturas vivas nacen desde lo propio y éstas pueden salir victoriosas en la lucha por su región”, explicó Carlos Villaseñor Anaya.

Para el expositor, cada pueblo, comunidad e incluso persona se enfrenta a dos posibilidades: los bienes propios o los bienes ajenos, las cuales presentan realidades muy distintas una de otra.

Si los bienes culturales son propios y se genera un control sobre ellos, se puede decir que gozan una cultura autónoma, empero, si los bienes son ajenos y no son controlados entonces su cultura será una cultura controlada desde otras latitudes”, explicó Villaseñor.

Para él, este Congreso no está para imponer modelos de desarrollo cultural, sino que más bien está para ayudar a los pueblos y comunidades a encontrar aquello que los identifica.

Además, urgió a la comunidad iberoamericana a crear un registro del patrimonio cultural común, también sugirió que se deben tener indicadores que midan el impacto del desarrollo a nivel social y de emprendimientos culturales comunitarios

Hoy, este VI Congreso Iberoamericano de Cultura lucha porque la cultura sea reconocida como el cuarto pilar del desarrollo. Ese el reto que tienen las culturas vivas, no solo ser reconocidas como cultura, sino como un pilar del desarrollo”, concluyó Villaseñor.

cierre Congreso

Representantes de gobierno y sociedad civil se hermanan por la Cultura Viva Comunitaria

(San José, 13 de abril, 2014) Luego de tres días de diálogo y de intercambio de experiencias, el VI Congreso Iberoamericano de Cultura, celebrado en Costa Rica del 11 al 13 de abril llegó a su fin con el compromiso de fortalecer las Culturas Vivas Comunitarias, como procesos indispensables para la transformación social de los pueblos y para la revitalización de sus raíces.

Quisiera, para cerrar, hacer un llamado a la conciencia de que lo que estamos tratando de hacer juntos es algo que está en constante movimiento, no es estático. Es algo que por suerte tiene esa movilidad, no está en un museo, si no, como su nombre lo dice, está vivo y se está transformando” indicó Manuel Obregón, Ministro de Cultura y Juventud de Costa Rica.

Durante el espacio de diálogo intersectorial facilitado por Yves de Ménorval, impulsor de las declaraciones para la salvaguardia del patrimonio cultural intangible, el Movimiento de Cultura Viva Comunitaria entregó a los Ministros y Jefes de las Delegaciones Oficiales de Cultura tres documentos: la “Agenda de Trabajo para el Fortalecimiento de las Culturas Vivas Comunitarias”, “Aportes para el Programa IberCulturas Vivas” y “Aportes al VI Congreso Iberoamericano de Cultura”.

Leonor Esguerra Portocarrero, Directora de Asuntos Culturales de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) indicó que se recibieron los insumos presentados por las redes y colectivos sociales sobre el tema de Culturas Vivas Comunitarias y que serán mirados con interés en el seno del Comité Intergubernamental del Programa que está por instalarse el próximo mes de mayo en Brasil. Se congratuló por el entusiasmo de los participantes y por los buenos espacios de diálogo generados. Recalcó que los documentos fundantes que conforman el Programa fueron ya sancionados por los Jefes de Estado y de Gobierno en la Cumbre de Panamá (2013) por lo que son los instrumentos  que estructuran la propuesta y dan marco para el consenso y la formulación de políticas públicas tendientes a preservar nuestras manifestaciones culturales de base comunitaria y el patrimonio intangible.

Alexandre Santini del Laboratorio de Políticas Culturales de Brasil expresó que “la Plataforma Puente Cultura Viva Comunitaria celebra con profunda alegría que el eje temático de este Congreso haya sido precisamente el de las Culturas Vivas Comunitarias, eso ya es un éxito porque nos visibiliza y nos da nuestro lugar”.

Durante el Congreso, el Movimiento de Cultura Viva Comunitaria destacó la importancia de que los gobiernos asignen el 1% de sus presupuestos nacionales a la cultura, y el 0.1% específicamente para las Culturas Vivas Comunitarias. También se manifestó la urgencia de contar con políticas públicas locales, nacionales y regionales de apoyo y fortalecimiento a los procesos de Cultura Viva Comunitaria, así como de acciones de fomento regional hacia la integración del movimiento.

Los Ministros y Jefes de las Delegaciones Oficiales de Cultura de Argentina, Brasil, Costa Rica, Chile, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Uruguay sostuvieron un Retiro Ministerial junto con Rebeca Grynspan, Secretaria General Iberoamericana, que permitió generar una agenda de trabajo en cuatro temas: circulación de bienes y servicios culturales, cuentas satélites de cultura, construcción de una agenda común y culturas vivas comunitarias.

Los avances en esta agenda y la ruta crítica se llevarán a la próxima Conferencia de Ministros de Cultura de Iberoamérica a realizarse en agosto en México, de donde se trabajarán algunos de los insumos a presentar en la Cumbre de Jefes de Estado Iberoamericanos que se celebrará en diciembre próximo en Veracruz, México.

Grynspan subrayó la necesidad de optimizar los espacios de cooperación de modo que se puedan crear sinergias, haciendo que los programas de ayuda sean complementarios con el fin de potenciar y alimentar a las Culturas Vivas Comunitarias dado que tiene alcances en diversos ámbitos sociales, culturales, económicos y políticos.

Toda la reflexión del Congreso generó importantes  recomendaciones y propuestas que seguramente redundarán en el fortalecimiento del recién creado Programa IberCulturas Vivas impulsado por la SEGIB y Brasil, que precisamente tendrá su primera reunión del 19 al 21 de mayo del año en curso, en Brasil, seguido de la quinta edición de la TEIA – Encuentro Nacional de los Puntos de Cultura – Diversidad.

Los representantes de la Plataforma Puente anunciaron que los compromisos y líneas de acción definidas en Costa Rica se profundizarán en la próxima reunión del Consejo Latinoamericano de Culturas Vivas Comunitarias, a realizarse del 24 al 27 de julio en Sao Paulo, Brasil.

Durante el cierre del evento se hizo la invitación para el II Congreso Latinoamericano de Culturas Vivas Comunitarias que será en Guatemala durante el primer semestre del 2015.

El VI Congreso, en el que participaron cerca de 500 personas, de 15 países iberoamericanos, también fue transmitido vía streaming. Todas las conferencias y paneles, así como las conclusiones de los talleres y las fichas de las ventanas de experiencias están accesibles en la página web: www.culturaiberoamerica.cr

IMG_5852

Gándara: “Los procesos culturales deben ser emancipadores”

La tarde del sábado 12 de abril inició con la ponencia sobre procesos culturales y derechos humanos impartida por el venezolano Manuel Gándara, Doctor en Derechos Humanos y Desarrollo. Él argumentó que los procesos de cultura deben verse como procesos que permitan la emancipación de una cultura impuesta por entes hegemónicos.

Los procesos culturales deben ser la intención que nos permita aproximarnos a nuestro ideal de libertad, son procesos transformadores, capaces de criticar y evidenciar la injusticia y la discriminación que han sido impuestos por culturas hegemónicas”, aseveró Gándara.

Asimismo, explicó que en los procesos culturales se deben ver dos vertientes, los que son dinámicos-emancipadores y otros estáticos-reguladores. Según Gándara, esos procesos culturales dinámicos son los que permiten a las personas avanzar y pensar en su propia formación de cultura y al contrario, los procesos estáticos son los que tratan de regular los productos culturales de manera que los consumidores de ese producto sigan la línea hegemónica establecida.

Por otro parte, criticó que los procesos culturales deben identificar si existen asimetrías de poder, ya que “provocan relaciones de explotación y de subordinación que son excluyentes”, comentó.

Debemos cortar la idea que la cultura es solo para las élites y como nos muestra este Congreso, más bien es de las comunidades vivas, los seres humanos somos seres culturales y continuamente participamos en la cultura”.

Gándara se mostró muy crítico de los procesos culturales en el Occidente del mundo y enfatizó que ninguna persona está fuera de esas dos corrientes -estática o dinámica- y que la persona que se autodenomine neutral está tomando una posición.

“Las personas que dicen que no les afecta o que no intervienen en los procesos culturales sea del tipo que sea, están tomando una clara decisión, la de la indiferencia y eso no es otra cosa que la regulación de qué y cómo debe pensar, ¿Los procesos culturales están siguiendo a las relaciones de dominación o a las críticas a esa relaciones? ¿Queremos soñar mundos prediseñados por otros o queremos un mundo propio? ¿A cuál proceso estamos obedeciendo nosotros?”, comentó.

Al final de su argumentación, Gándara, explicó que de esos procesos culturales se desprenden los productos culturales, ejemplo de ello son los logros alcanzados como sociedad. Para él los Derechos Humanos son un claro producto cultural, consecuencia de esos procesos culturales dinámicos que criticaron el orden existente de las cosas.

Los Derechos Humanos se deben entender como el producto de esos procesos culturares dinámicos que estuvieron críticos del orden de las cosas y que se dieron por las luchas de transformación, de manera que las luchas para alcanzar los Derechos Humanos obedecen a esos procesos de crítica y de la capacidad humana”, concluyó Manuel Gándara.

Música, teatro y arte para el cambio social

Música, teatro y arte para el cambio social

El sábado por la tarde tuvo lugar el bloque dedicado a las Expresiones artísticas para el cambio social como parte de las Ventanas de Experiencias que se desarrollaron en el Centro de Cine.

Participantes de Costa Rica, México, Colombia, Argentina y El Salvador coincidieron en lo complicado que es conseguir apoyo para la Cultura Viva Comunitaria, pero que sin embargo, esto no les impide seguir adelante con sus proyectos.

Durante la jornada se recalcó la importancia de la inclusión, por esta razón Adhemar Bianchi de Argentina propuso que “debemos remplazar el yo por el nosotros, ya que esto demuestra una manera de incluir en colectivo.”

“La cultura no es otra cosa que la interpretación que las personas dan a su vida, elijamos pues interpretar sin olvidar al otro, interpretemos una sinfonía de fraternidad”, expresó Sael Blanco Pulido, expositor mexicano. Precisamente la construcción cultural desde la cotidianidad, es decir, desde una manera integral es uno de los objetivos de las Culturas Vivas Comunitarias.

Se compartió el trabajo que realiza el colectivo Altepee en Veracruz, México rescatando el legado musical de las personas adultas mayores de comunidad, convirtiéndose en un ente que promueve la auto-sostenibilidad.

Una de las consignas que quedó bien claro, es  que la música es parte de la vida social del Pacífico colombiano, ya que lo llevan en las venas, sin embargo, aunque existen diversos grupos musicales se hace difícil vivir de esto, ya que no reciben el apoyo que necesitan.

León Octavio presentó un interesante grupo musical colombiano llamado Campo y Sabor que busca rescatar las comidas ancestrales de Colombia. Este grupo ganó el premio Somos Patrimonio del concurso Andrés Bello.

La jornada del día del sábado concluyó con el bloque de Teatro Comunitario.

Adhemar Bianchi de Catalinas Sur de Argentina, relató que realizan su trabajo en el interior de su país, llevando conocimientos sobre el arte escénico a las personas que nunca han ido a una sala de teatro o de cien.

Tiempos Nuevo Teatro de El Salvador también centra su trabajo en las comunidades de regiones interiores. Por medio del teatro buscan apoyar la educación para la inclusión social, así como  la recuperación de espacios culturales.

Red de Teatro Comunitaria es un experimento costarricense que está iniciando,  se han topado con varios obstáculos pero esto no los hace desistir y querer salir adelante con el proyecto: “para Costa Rica consolidar este proyecto sería un gran beneficio para la parte artística y cultural ya que no se le mucho apoyo a esta”, comentó José Luis Solís.

Con estos bloques se busca que todos conozcan acerca de sus actividades comunitarias y de esta manera enriquecer el conocimiento y aplicarlo para beneficiar a las comunidades.

“Hay que empezar a ver la cultura de abajo hacia arriba”

La Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan, destacó la importancia de apoyar institucionalmente a las culturas vivas comunitarias

La Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan, acompañada del Ministro de Cultura y Juventud, Manuel Obregón, resaltaron la transcendencia de apoyar las Culturas Vivas Comunitarias, para potenciar la participación ciudadana a tal punto que sea una realidad “la cultura de abajo hacia arriba”, desde la gente, esto en el marco del VI Congreso Iberoamericano de Cultura.

Grynspan se mostró optimista en lograr importantes avances en 4 temas fundamentales durante el Congreso: la movilidad de bienes y servicios culturales entre países, la importancia de las cuentas satélites de cultura, el fortalecimiento de los espacios de cultura viva comunitaria y la organización de los espacios de cooperación.

Según Grynspan, la importancia de las cuentas satélites de cultura radica en que visibilizan el aporte económico al Producto Interno Bruto de los países, algo que las cuentas nacionales de los países no logran.

Con respecto a las culturas vivas comunitarias, la Secretaria afirmó que éstas van mucho más ligadas al concepto de desarrollo, más a aquello que sucede y se construye desde el ambiente local comunitario. Resaltó, además, la importancia de tener un instrumento de construcción de la bases hacia arriba y que desemboque en el enriquecimiento de la vida de todos las personas, así como de todas las expresiones culturales que conocemos.

De igual forma, subrayó la necesidad de optimizar los espacios de cooperación de modo que se puedan crear sinergias, haciendo que los programas de ayuda sean complementarios con el fin de potenciar y alimentar a las culturas vivas comunitarias.

La Secretaria General espera llevar esos temas desarrollados para su presentación tanto en la Conferencia Iberoamericana de Cultura como en la Cumbre Iberoamericana de Presidentes, a realizarse en la ciudad de Veracruz a finales de año.

 

La cultura como herramienta de transformación

La cultura como herramienta de transformación

Como parte del primer día de actividades del VI Congreso Iberoamericano de Cultura, los expositores del panel sobre las Riquezas de las Culturas Vivas Comunitarias, relataron las experiencias de sus países y evidenciaron cómo la cultura es una clara herramienta de transformación.

La plenario de apertura dio inicio palabras de la coordinadora general del Congreso Iberoamericano, Fresia Camacho. “Valoremos al diferente”, indicó, haciendo alusión al respeto de todas las diversidades culturales que existen en la región.

El panel tuvo como invitados a representantes de España, Argentina, Brasil, Colombia y Panamá quienes explicaron cómo ha sido el funcionamiento cultural en sus países y resaltaron que en muchos casos es un tema al que no se le toma la debida importancia.

En el primer bloque, los panelistas tuvieron una serie de frases que hicieron reflexionar acerca de la cultura de cada lugar y propiamente sobre el quehacer de las Culturas Vivas Comunitarias.

“Este es un día para encontrarnos y compartir experiencias”, expresó Marco Antonio Leonor, expositor de la Caja Lúdica de Guatemala. Leonor evidenció que la sociedad se reivindica a partir de la cultura y enfatizó su exposición diciendo que si seguimos vivos, significa que la cultura no muere.

Daniela Segura perteneciente a la Guanared de Costa Rica, explicó lo mucho que ésta ha evolucionado a nivel de costarricense: “ya no solo en Guanacaste está, ahora se encuentra en todo el país”.

Para el segundo bloque, Celio Turino, de Brasil, inició pidiendo treinta segundos de silencio “por las voces silenciadas de América”. Turino quien es el diseñador de la política de Puntos de Culturas de ese país suramericano, sostuvo que “la cultura viva se hace por medio de la paz, pero no solo eso ya que a esto se le debe agregar la naturaleza, todo esto combinado son las Culturas Vivas Comunitarias”.

Paloma Carpio de Perú expuso lo difícil que fue incorporar un espacio cultural en su país, sin embargo, afirmó que para poder salir adelante debe haber unidad ciudadana y de esta manera serán escuchadas sus peticiones. “La cultura del ser humano es consumista y esto se debe cambiar ya que se pierde la esencia de sí mismo, por ello la cultura debe ser un agente capaz de cambiar lo real, por medio de ésta se revalora el ser humano y se logra ver como es” agregó Carpio.

Paloma indicó que para conseguir voluntad política debe existir una movilidad ciudadana sin recurrir a la violencia, ya que el Estado no lo puede encontrar las soluciones sin saber las necesidades.

Experiencias de rescate de la memoria y tradición comunitaria

Experiencias de rescate de la memoria y tradición comunitaria

“Memoria y tradición comunitaria” fue el tópico central de la primera Ventana de Experiencias que trató sobre iniciativas destinadas al rescate y mantenimiento del patrimonio tangible e intangible de los pueblos.

En la actividad participaron representantes de Chile, Argentina, Colombia, Puerto Rico y Brasil.

Olvin Valentín, de Puerto Rico, expuso sobre el proyecto Guamanique que trabaja principalmente con jóvenes puertorriqueños: “mediante talleres, producción teatral, charlas y demás actividades similares es que nosotros tratamos de educar a nuestros jóvenes, los llevamos a festivales folclóricos con obras de teatro y danza; nuestra prioridad son jóvenes en riesgo social y hemos logrado cambios en algunos que hasta estuvieron en reformatorios juveniles”, comentó Valentín.

El colombiano Adrián Ibáñez por medio del proyecto “Vive Tabio” propone la conservación del patrimonio intangible inherente de las personas adultas mayores “los adultos mayores son museos vivos, y si queremos mantener sus memorias debemos practicar sus costumbres”, comentó Ibáñez.

Por su parte, Luis Gustavo Molinari de Brasil, expuso la experiencia de la “Comunidad de Arthuros: cultura intangible, ritmos, danzas y sonidos afrobrasileños”. Este proyecto pretende que la comunidad de Arthuros, ubicada en el estado de Minas Gerais, sea declarada y reconocida como patrimonio cultural.

Pamela Fuentes notaOtra de las expositoras fue Pamela Fuentes de Chile quien presentó la experiencia del Museo Histórico Comunitario de Placilla como una iniciativa de promoción y defensa del patrimonio tangible e intangible de la comunidad. Realizan diversas actividades para incorporar a la población como lo son caminatas, festejos, capacitaciones, talleres y marchas.

Con una meta similar en preservación de patrimonio, María de los Ángeles Andrade, representante de la comunidad guaraní, de la provincia de Jujuy en Argentina, comentó sobre el proyecto de recuperación de la música y lengua guaraní con niños y adultos, así como los talleres artesanales que realizan en los que preparan instrumentos musicales, máscaras y festejos de la cultura guaraní.

Por último y en representación de Costa Rica, Carmen Luisa Madrigal, comentó sobre el Programa Corredor Cultural Caribe que se implementa en Guatemala, Honduras, Nicaragua, Belice, Panamá, Republica Dominicana y Costa Rica. “El programa nace en el marco del Año Internacional de la Afrodescendencia en 2011, sin embargo, no estamos cerrados sino que abarca y engloba toda la diversidad de culturas de la región”, comentó Madrigal.

Nota apertura

SEGIB se compromete a dar importante apoyo a las Culturas Vivas Comunitarias

(San José, 12 de abril, 2014) La Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), a través de su máxima representante, Rebeca Grynspan, puntualizó que se dará un importante apoyo a las Culturas Vivas Comunitarias (CVC). Esto durante la noche de inauguración del VI Congreso Iberoamericano de Cultura, realizada en el Teatro Nacional, este 11 de abril.

Grynspan además hizo referencia a la necesidad de llevar propuestas específicas sobre el tema cultural a la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que se llevará a cabo en Veracruz México, en agosto del presente año. Rebeca Grynspan comentó que esta es la primera actividad pública en la que participa después de su nombramiento, afirmó que se sentía realmente complacida por la mezcla de los elementos de identidad, desarrollo y protección que contiene el Congreso y extendió un agradecimiento a todos los que permitieron la realización del mismo.

Por su parte, el Ministro de Cultura y Juventud de Costa Rica, Manuel Obregón sostuvo que “tengo la firme convicción de que nos corresponde, desde nuestro sector, proponer a la Cumbre de Presidentes un aumento en el presupuesto cultural y una reducción del presupuesto militar. Exigir una cultura de paz como un derecho humano y erradicar la cultura de guerra y violencia que nos acecha”. En la agenda de ministros durante el VI Congreso se trabajarán los temas de la asignación de presupuesto, la libre circulación de los bienes culturales y las cuentas satélites destacó, Obregón.

El presidente a.i, Alfio Piva, afirmó que “las Culturas Vivas comunitarias no son solo un conglomerado de organizaciones, son parte de la dinámica vital de nuestra identidad como hermanos, de donde nace una convivencia pacífica, y una de las más ricas características de nuestra región: la diversidad cultural”, por eso es imperante reconocer la cultura como un derecho y una poderosa herramienta de transformación.

Para bendecir el inició del Congreso, la inauguración cerró con una danza Bribri, la danza del Sorbón.

Durante el 10 y el 11 se realizaron de forma paralela los encuentros nacional, centroamericano y latinoamericano de organizaciones de la sociedad civil y de representantes del sector público vinculados a Culturas Vivas Comunitarias, se contó con la participación de más de 200 personas en estos espacios.

inicia Congreso

Costa Rica se viste de Cultura Viva Comunitaria Iberoamericana

El VI Congreso Iberoamericano de Cultura, dedicado a las Culturas Vivas Comunitarias, constituirá un espacio de diálogo entre instituciones públicas, gobiernos locales, el Movimiento de Culturas Vivas Comunitarias, centros académicos, iniciativas comunitarias y redes latinoamericanas con el fin de dimensionar el valor de la diversidad cultural y fortalecer la democracia participativa en el espacio iberoamericano.

Con más de 400 participantes, el Congreso organizado por los Ministerios de Cultura de Costa Rica y España, con el apoyo de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) será en San José del 11 al 13 de abril, en el marco del Festival Internacional de las Artes (FIA) y contará con un amplio programa que incluye reuniones, ponencias, paneles, talleres, ventanas de experiencias y pasacalles por la ciudad.

Las Delegaciones Oficiales de Cultura de Argentina, Brasil, Costa Rica, Chile, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y Paraguay junto con la Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan buscarán consolidar una Agenda Conjunta de trabajo para potenciar la riqueza cultural de la región iberoamericana como motor del desarrollo. Además, tratarán los temas de la circulación de bienes y servicios culturales, así como la necesidad de fortalecer las cuentas satélites que son sistemas de información del aporte económico de la cultura.

Por medio de diálogos intersectoriales se tratará la Cultura Viva Comunitaria. Las distintas agrupaciones de la sociedad civil que conforman este Movimiento plantearán la necesidad de descentralizar la gestión cultural y destinar un 0,1% de los presupuestos nacionales a este ámbito.

La Cultura Viva Comunitaria integra elementos lúdicos, el arte transformador, la espiritualidad, la manera de relacionarse con la naturaleza y conservarla, las relaciones económicas y modos de producción basados en la solidaridad, y otros, como hilos centrales de la construcción comunitaria y del bienestar de las personas.

Fotografía: MARACA-Panamá

Una de las actividades de la Caravana Centroamericana de Cultura de la Red MARACA

¡Inicia Semana Continental por la Cultura Viva Comunitaria!

La Plataforma Puente de Cultura Viva Comunitaria declaró la semana del 9 al 16 de abril como la “Semana Continental por la Cultura Viva Comunitaria”, coincidiendo con el VI Congreso Iberoamericano de Cultura que se celebrará en Costa Rica del 11 al 13 de abril y que será dedicado a este tema.

La Semana Continental constituye un marco común para que en cada país latinoamericano se desarrollen al mismo tiempo acciones públicas de incidencia política como talleres, debates, foros, charlas virtuales, eventos callejeros, acciones institucionales, festivales y pasacalles con el propósito de visibilizar el aporte de las experiencias de Cultura Viva Comunitaria y la necesidad de contar con políticas públicas que inviertan en este campo.

De forma específica, los colectivos de Cultura Viva Comunitaria lanzarán un llamado para que se destine el 0,1% de los Presupuestos Nacionales al arte, cultura y comunicación popular de toda América Latina.

Una de las acciones que se enmarcan en esta Semana Continental es la Caravana Centroamericana de Cultura Viva compuesta por activistas, artistas, animadores y gestores culturales de redes, organizaciones y comunidades de Centroamérica que salieron el 6 de abril desde Belice y desde hoy,  9 de abril, de Panamá, integrando a su paso a personas y colectivos que se dirigen a Costa Rica para participar en el VI Congreso Iberoamericano de Cultura.

Los panameños sentimos que es un acercamiento totalmente distinto de  nuestros países, es un acercamiento lleno de alegría, solidaridad, de encontrarnos para construir un construir futuro nuevo” comentó Nyra Soberón de la Red Mediomundo-Panamá del Movimiento de Arte Comunitario en Centroamérica (MARACA).

El Congreso Iberoamericano de Cultura se inaugurará oficialmente el viernes 11 de abril,  en el Teatro Nacional, a las 7 pm, donde Ministros de Cultura y delegaciones oficiales junto con el movimiento de cultura de la sociedad civil marcarán el inicio de la jornada.

Como parte del Congreso se realizarán talleres, paneles, ponencias, ventanas de experiencias y pasacalles.

Fotografía: Caja Lúdica