Nota apertura

SEGIB se compromete a dar importante apoyo a las Culturas Vivas Comunitarias

(San José, 12 de abril, 2014) La Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), a través de su máxima representante, Rebeca Grynspan, puntualizó que se dará un importante apoyo a las Culturas Vivas Comunitarias (CVC). Esto durante la noche de inauguración del VI Congreso Iberoamericano de Cultura, realizada en el Teatro Nacional, este 11 de abril.

Grynspan además hizo referencia a la necesidad de llevar propuestas específicas sobre el tema cultural a la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que se llevará a cabo en Veracruz México, en agosto del presente año. Rebeca Grynspan comentó que esta es la primera actividad pública en la que participa después de su nombramiento, afirmó que se sentía realmente complacida por la mezcla de los elementos de identidad, desarrollo y protección que contiene el Congreso y extendió un agradecimiento a todos los que permitieron la realización del mismo.

Por su parte, el Ministro de Cultura y Juventud de Costa Rica, Manuel Obregón sostuvo que “tengo la firme convicción de que nos corresponde, desde nuestro sector, proponer a la Cumbre de Presidentes un aumento en el presupuesto cultural y una reducción del presupuesto militar. Exigir una cultura de paz como un derecho humano y erradicar la cultura de guerra y violencia que nos acecha”. En la agenda de ministros durante el VI Congreso se trabajarán los temas de la asignación de presupuesto, la libre circulación de los bienes culturales y las cuentas satélites destacó, Obregón.

El presidente a.i, Alfio Piva, afirmó que “las Culturas Vivas comunitarias no son solo un conglomerado de organizaciones, son parte de la dinámica vital de nuestra identidad como hermanos, de donde nace una convivencia pacífica, y una de las más ricas características de nuestra región: la diversidad cultural”, por eso es imperante reconocer la cultura como un derecho y una poderosa herramienta de transformación.

Para bendecir el inició del Congreso, la inauguración cerró con una danza Bribri, la danza del Sorbón.

Durante el 10 y el 11 se realizaron de forma paralela los encuentros nacional, centroamericano y latinoamericano de organizaciones de la sociedad civil y de representantes del sector público vinculados a Culturas Vivas Comunitarias, se contó con la participación de más de 200 personas en estos espacios.