La cultura como herramienta de transformación

La cultura como herramienta de transformación

Como parte del primer día de actividades del VI Congreso Iberoamericano de Cultura, los expositores del panel sobre las Riquezas de las Culturas Vivas Comunitarias, relataron las experiencias de sus países y evidenciaron cómo la cultura es una clara herramienta de transformación.

La plenario de apertura dio inicio palabras de la coordinadora general del Congreso Iberoamericano, Fresia Camacho. “Valoremos al diferente”, indicó, haciendo alusión al respeto de todas las diversidades culturales que existen en la región.

El panel tuvo como invitados a representantes de España, Argentina, Brasil, Colombia y Panamá quienes explicaron cómo ha sido el funcionamiento cultural en sus países y resaltaron que en muchos casos es un tema al que no se le toma la debida importancia.

En el primer bloque, los panelistas tuvieron una serie de frases que hicieron reflexionar acerca de la cultura de cada lugar y propiamente sobre el quehacer de las Culturas Vivas Comunitarias.

“Este es un día para encontrarnos y compartir experiencias”, expresó Marco Antonio Leonor, expositor de la Caja Lúdica de Guatemala. Leonor evidenció que la sociedad se reivindica a partir de la cultura y enfatizó su exposición diciendo que si seguimos vivos, significa que la cultura no muere.

Daniela Segura perteneciente a la Guanared de Costa Rica, explicó lo mucho que ésta ha evolucionado a nivel de costarricense: “ya no solo en Guanacaste está, ahora se encuentra en todo el país”.

Para el segundo bloque, Celio Turino, de Brasil, inició pidiendo treinta segundos de silencio “por las voces silenciadas de América”. Turino quien es el diseñador de la política de Puntos de Culturas de ese país suramericano, sostuvo que “la cultura viva se hace por medio de la paz, pero no solo eso ya que a esto se le debe agregar la naturaleza, todo esto combinado son las Culturas Vivas Comunitarias”.

Paloma Carpio de Perú expuso lo difícil que fue incorporar un espacio cultural en su país, sin embargo, afirmó que para poder salir adelante debe haber unidad ciudadana y de esta manera serán escuchadas sus peticiones. “La cultura del ser humano es consumista y esto se debe cambiar ya que se pierde la esencia de sí mismo, por ello la cultura debe ser un agente capaz de cambiar lo real, por medio de ésta se revalora el ser humano y se logra ver como es” agregó Carpio.

Paloma indicó que para conseguir voluntad política debe existir una movilidad ciudadana sin recurrir a la violencia, ya que el Estado no lo puede encontrar las soluciones sin saber las necesidades.